A qué temperatura debe estar la placa de video al minar - TODO SOBRE INFORMATICA

Vaya al Contenido
A QUÉ TEMPERATURA DEBE ESTAR LA PLACA DE VIDEO AL MINAR
Si has entrado o estás a punto de entrar al mundo de la minería, de seguro habrás escuchado que las placas de video calientan en gran manera, disminuyendo las ganancias y vida media de la placa, algo totalmente cierto, pero que se puede controlar.

A la hora de minar debemos de estar atentos a dos valores de temperatura que tienen las placas de video.

1. Temperatura de la memoria
Lo ideal es que logres una temperatura menor a 90 ºC (noventa grados Celsius)

2. Temperatura del procesador
Lo ideal es que logres una temperatura menor a 70 ºC (setenta grados Celsius)

Para lograr controlar la temperatura algunos hacen lo siguiente:

• Habitación fresca

El equipo de minería debe de estar en un lugar fresco, esto quiere decir, donde no reciba sol y el aire fluya fácilmente. El objetivo es que no se acumule el aire caliente en la habitación.

• Coolers

Hay de varios tamaños, el que más se suele usar es el de 120mm, se coloca un cooler detrás de la tarjeta, dependiendo del lado del cooler que apunte a la placa, podés extraer la mayor cantidad de aire caliente o hacerle llegar la mayor cantidad de aire fresco.

También se pueden usar dos, uno detrás de la tarjeta y el otro delante de la tarjeta, en este caso, uno le lleva aire fresco a la tarjeta y el otro extrae el aire caliente.

• Ventilador grande

Puede ser un ventilador casero o industrial, lo importante es que sea potente, se coloca apuntando a las tarjetas, el objetivo es hacerle llegar la mayor cantidad de aire fresco.

• Almohadillas

Este método es más complicado que los anteriores, porque en este caso hay que quitar con destornillador algunas piezas de la placa de video, para reemplazar las almohadillas.

Estas con el uso suele dañarse, haciendo que la tarjeta aumente su temperatura.

Esperamos que, con esta pequeña explicación, ahora conozcas un poco más sobre la temperatura de las placas de video en la minería.
Regreso al contenido